ESCUELA DE EVANGELIZACIÓN "VINO NUEVO". TORRELODONES. ESPAÑA.

Página inicial.Página inicial

Img00001.gif (13315 bytes)
(Esta página todavía está en elaboración)

ÍNDICE




CONTENIDO


PÁGINAS.

1.

PRESENTACIÓN DE LA ESCUELA.

2.

2.

LAS FACETAS DE JESÚS EVANGELIZADOR.

4.

2.1.

UNGIDO Y ENVIADO POR EL ESPÍRITU.

5.

2.2.

CONOCIMIENTO DE LA REVELACIÓN. FORMACIÓN.

6.

2.3.

ENCARNADO.

7.

2.4

EN COMUNIDAD.

8.

3.

META DE LA ESCUELA.

9.

4.

OBJETIVOS Y ACTIVIDADES DE LA ESCUELA.

10.

5.

HORARIO TIPO DE LA ESCUELA.

11.

PRESENTACIÓN


La Escuela de Evangelización "Vino Nuevo", quiere ser un servicio a la Iglesia con la misión de promover la Nueva Evangelización a la que s.s. Juan Pablo II, desde el año 84 nos está exhortando.

Pretende capacitar sobretodo a jóvenes para llevar el anuncio del kerigma a otros jóvenes, como nos han exhortado los obispos en el documento "Jóvenes en la Iglesia, cristianos en el mundo".

Para ello la escuela intentará que los participantes tengan un encuentro personal con Jesucristo a través de la oración perseverante, el compartir comunitario, el seguimiento espiritual, la formación y la práctica evangelizadora.

La idea de la escuela nace en el contexto de las numerosas escuelas de la nueva evangelización, que desde hace años se han puesto en marcha en otros países. Hemos recibido gran influencia a través de cursos que han impartido escuelas como la Latinoamericana de Méjico, la de Enmanuel y Jeunesse Lumière de Francia, la de s. Juan Bautista de Italia.

Cada vez es mayor el número de alejados de la vida eclesial. Vemos urgente formar jóvenes, capaces de transmitir el mensaje de salvación a los alejados, con nuevos métodos, ardor de vida y nueva expresión. Como dice Juan Pablo II:

"El número de los que aún no conocen a Cristo, ni forman parte de la Iglesia aumenta constantemente; más aún, desde el final del Concilio, casi se ha duplicado. Para esta humanidad inmensa, tan amada por el Padre, que por ella envió a su propio Hijo, es patente la urgencia de la misión." (Redemptoris Missio, Intro., 3).

"No podemos permanecer tranquilos si pensamos en los millones de hermanos y hermanas nuestros, redimidos también por la sangre de Cristo, que viven sin conocer el amor de Dios. Para el creyente, en singular, lo mismo que para toda la Iglesia la causa misionera debe ser la primera porque concierne al destino eterno de los hombres, y responde al designio misterioso y misericordioso de Dios." (RM,, 86).

También hemos observado que a nuestro alrededor existen jóvenes con gran inquietud evangelizadora, que están buscando su vocación, necesitados de periodos largos de oración, formación y orientación a la escucha del Señor, a los que debemos de capacitar para ser protagonistas de la evangelización.

"Los jóvenes no deben considerarse simplemente como objeto de la solicitud de la iglesia; son de hecho -y deben ser incitados a serlo- sujetos activos, protagonistas de la evangelización y artífices de la renovación social." (Conferencia Episcopal, Orientaciones sobre Pastoral de Juventud, 1991, nº 19).

Se nos han abierto puertas al evangelio en la radio y en la televisión, medios en los que estamos evangelizando con programas religiosos. Pablo VI nos exhortó a utilizar estos medios:

"...La Iglesia se sentiría culpable ante Dios si no utilizara esos poderosos medios, que la inteligencia humana perfecciona cada vez más. Con ellos la Iglesia "pregona sobre los terrados", el mensaje del que es depositaria. En ellos encuentra una versión moderna y eficaz del "púlpito". Gracias a ellos puede hablar a las masas." (Evangelii Nuntiandi, 45)

Vemos la urgencia de preparar hombres y mujeres para utilizar los medios de comunicación, enseñándoles a transmitir un mensaje kerigmático, es decir, el anuncio fundamental del evangelio. Como dice Pablo VI:

"...el empleo de los medios de comunicación supone casi un desafío: el mensaje evangélico deberá, sí, llegar a través de ellos a las muchedumbres, pero con capacidad para penetrar en las conciencias, para posarse en el corazón de cada hombre en particular, con todo lo que éste tiene de singular y personal, y con capacidad para suscitar en favor suyo, una adhesión y un compromiso verdaderamente personales." (EN 45)

Al observar la necesidad en la Iglesia de atraer a los alejados, jóvenes dispuestos a la tarea, campo de evangelización con nuevos medios, y una gran llamada personal que desde hace tiempo venimos orando y meditando, pensamos que puede ser el momento de comenzar la escuela, si contamos con su discernimiento y envío, porque no puede haber evangelización sin Iglesia ni evangelizadores auténticos si no son enviados.

"Si hay hombres que proclamen en el mundo el Evangelio de salvación, lo hacen por mandato, en nombre y con la gracia de Cristo Salvador... Nadie puede hacerlo sin haber sido enviado." (EN, 59)

"Evangelizar no es para nadie un acto individual y aislado, sino profundamente eclesial.... Esto supone que lo haga no por una misión que él se atribuye o por inspiración personal, sino en unión con la misión de la Iglesia y en su nombre". (EN, 60).

LAS FACETAS DE JESÚS EVANGELIZADOR

Img00002.gif (28874 bytes) En la Escuela de Evangelización queremos fomentar los siguientes aspectos de Jesús como revelación del Padre, que trae la Buena Noticia del Evangelio a los hombres.


1. UNGIDO Y ENVIADO POR EL ESPÍRITU:


A. SER REVESTIDOS DE PODER DESDE LO ALTO:

1. Antes de comenzar la misión del Padre, Jesús esperó y se preparó, hasta ser ungido por el Espíritu para liberar a los oprimidos y anunciar el mensaje de salvación. No predicó hasta después de ser bautizado por Juan en el Jordán.

Los discípulos de Jesús también esperaron a ser llenos del Espíritu antes de comenzar la misión evangelizadora a la que son enviados por el Maestro. « Mirad, voy a enviar sobre vosotros la Promesa de mi Padre. Por vuestra parte permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos de poder desde lo alto. » (Lc 24:49).

Jesús escogió a Los Doce "para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar con poder" (Mc. 3, 14). La evangelización no puede llevarse a cabo sin el principal agente de la evangelización, el Espíritu de Jesús. Sin él se convierte en una predicación fría y sin autoridad. Sólo el poder de Dios mueve los corazones.

S. Pablo es muy consciente de esta realidad al decir: "Y mi palabra y mi predicación no tuvieron nada de los persuasivos discursos de la sabiduría , sino que fueron una demostración del Espíritu y del poder para que vuestra fe se fundase, no en sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios." (1Cor. 2:4-5).

Juan Pablo II así lo enseña en el capítulo III de la "Redemptoris Missio", donde dice: "el Espíritu Santo es en verdad el protagonista de toda la misión eclesial", y también: "Este envío, es envío en el Espíritu".

Por ello en la Escuela "VINO NUEVO", se desea que sus miembros renueven la efusión del Espíritu, recibido en los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación, para que su evangelización esté movida y guiada por el poder de lo alto.

El nombre "VINO NUEVO" quiere ser expresión del nuevo vino que Cristo viene a traer, el vino de la alegría de su Espíritu, que sólo puede ser recibido por odres nuevos. De ahí que intentemos en la Escuela "nacer de nuevo", "del agua y del Espíritu", como Jesús pide a Nicodemo.

Sólo el que ha vivido puede comunicar. Como dice Pablo VI en la "Evangelii Nuntiandi", 41: "el hombre contemporáneo escucha mas a gusto a los que dan testimonio que a los que enseñan", y también: "para la Iglesia el primer medio de evangelización consiste en un testimonio de vida". Si queremos evangelizar hemos de ser testigos, que comunican lo que han visto y oído. No pretendemos hacer una escuela de teología sino de encuentro y vivencia cristiana en la que por un año los jóvenes busquen su vocación, se encuentren más profundamente con Cristo y se abran a la dimensión evangelizadora.

Para conseguir este objetivo se programará un curso de Seminario a la Vida en el Espíritu.




B. ORACIÓN:

Después del bautismo de Juan, Jesús fue empujado por el Espíritu al desierto (Mc. 1, 12); y a lo largo de su ministerio pasaba hasta noches enteras en oración, o madrugaba más que el sol para estar a solas con el Padre (Mc. 1, 35).

La misión evangelizadora no fue llevada a cabo por Jesús más que en continuo trato de oración con el Padre, "Jesús, pues, tomando la palabra, les decía: « En verdad, en verdad os digo: el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al Padre: lo que hace él, eso también lo hace igualmente el Hijo. Porque el Padre quiere al Hijo y le muestra todo lo que él hace. " (Jn. 5:19-20).

De ahí que pretendamos que las personas que participen de la Escuela descubran y se afiancen en la oración personal, comunitaria y litúrgica.

Por ello programamos dos horas y media diarias de oración personal, comunitaria, de las horas y como culmen la Eucaristía. También 3 horas los viernes por la noche de adoración e intercesión ante el Santísimo, así como ejercicios de s. Ignacio de 7 días al comienzo del curso., 1 retiro mensual de fin de semana y 4 encuentros de jóvenes anuales en los tiempos litúrgicos fuertes y en vacaciones.




2. CONOCIMIENTO DE LA REVELACIÓN:


Queremos que en la escuela se profundice en el conocimiento de la Escritura y en la enseñanza de la Iglesia y de su historia. Hemos de conocer y vivir la Revelación para poder comunicar a los demás "lo que hemos visto y oído" (1 Jn. 1 ). De ahí que se programen cursos bíblicos y de iniciación teológica, haciendo especial incidencia en el kerigma de los apóstoles. Pablo VI nos exhortaba: "para los agentes de la evangelización, se hace necesaria una seria preparación" (EN, 73).

La evangelización debe ser comunicación no de nuestras opiniones y saberes, sino de la verdad revelada, que ha sido transmitida oralmente en la Tradición y por escrito en la Biblia, y que es interpretada por el Magisterio. Por tanto queremos promover en los participantes una incipiente formación sobre la Revelación, que les mueva a desear en el futuro una mayor preparación. Pablo VI enseña que:

"De todo evangelizador se espera que posea el culto a la verdad, puesto que la verdad que él profundiza y comunica no es otra que la verdad revelada y por tanto, más que ninguna otra, forma parte de la verdad primera que es el mismo Dios...

El predicador del Evangelio será aquél que, aún a costa de renuncias y sacrificios, busca siempre la verdad que debe transmitir a los demás. No vende ni disimula jamás la verdad por el deseo de agradar a los hombres, de causar asombro, ni por originalidad ni deseo de aparentar. No rechaza nunca la verdad. No oscurece nunca la verdad revelada por pereza de buscarla, por comodidad, por miedo. No deja de estudiarla." (EN, 78).






3. ENCARNADO:


A. HOMBRE ENTRE LOS HOMBRES:

"En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.... Y la Palabra se hizo carne, y puso su morada entre nosotros" (Jn.1,1.14). Dios se nos ha manifestado en Jesucristo, un hombre entre los hombres, encarnado, siendo uno con nosotros.

No podemos llevar el mensaje del evangelio si no nos hacemos uno con el que lo recibe, si no participamos de sus problemas, angustias e inquietudes. De ahí que la Escuela quiera estar comprometida con los débiles. El evangelizador debe conocer al hombre, que es el que va a recibir la salvación de Cristo.

Para acercarnos a conseguir este objetivo daremos cursos de formación humana y de desarrollo psicológico, y pediremos a los miembros que se comprometan en llevar el evangelio a las prisiones, a los marginados y acercarse a cualquier clase de dolor humano, realizando actividades comprometidas de escucha, oración, acompañamiento y lucha por mejorar las condiciones humanas, psicológicas y sociales de los oprimidos.

B. CON EL LENGUAJE DE LOS HOMBRES:


Jesús comunicó el mensaje del Padre, con el lenguaje de los hombres que le escuchaban. Observaba la realidad y partía de ella, de lo concreto a lo abstracto. Usaba parábolas, diálogos ("¿Qué os parece..?), hacía preguntas a sus interlocutores, debates con sus detractores, frases claves mnemotécnicas, exageraba los contrastes, gestos simbólicos. Utiliza las comparaciones que sus interlocutores podían entender. "Si al deciros cosas de la tierra, no creéis, ¿cómo vais a creer si os digo cosas del cielo?" (Jn. 3:12).

Juan Pablo II también nos pide que usemos en la nueva evangelización nuevos métodos y nueva expresión. Buscamos por tanto enseñar a comunicar el mensaje con formas creativas, con dinámicas, diálogos, música, diseños gráficos, videos etc. Queremos que la Escuela sea eminentemente práctica y no sólo teórica. Para utilizar nuevos métodos también pretendemos capacitar para evangelizar a través de los medios de comunicación, como la radio, la televisión, el teatro, los conciertos, métodos de los cuales ya vamos teniendo cierta experiencia, para que la Palabra de la vida que se nos ha manifestado llegue a todos los rincones de la tierra.

Como afirma Pablo VI en EN, 42: "el hombre moderno vive hoy en la civilización de la imagen". Y sigue comentando que debemos usar los medios modernos de comunicación. Ese es uno de los objetivos de la Escuela, aprender a utilizar nuevos medios y nuevos lenguajes en la comunicación de la Palabra de Dios.

El Vaticano II en la "Inter Mirífica", 16: pide que se promueva una adecuada formación teórica y práctica para el recto uso de los medios de comunicación social.

Pero hay que utilizar estos medios de modo que penetre el mensaje en las conciencias, se pose en el corazón de cada hombre y le lleve a dar una adhesión y compromiso personales. (EN,45).



4. EN COMUNIDAD:


Jesús no sólo quería comunicar ideas sino producir una transformación en la vida de las personas. Pero el hombre aprende fundamentalmente por imitación. Por ello reunió una comunidad. Sólo en la convivencia las personas asimilan las nuevas actitudes evangélicas.

Él iba por delante ("como yo he hecho haced así vosotros"), no pidió nada a sus discípulos que él no hubiera hecho antes. Es en la convivencia como aprendieron a perdonar, servir, compartir, buscar el último lugar, ser dóciles unos a otros, orar, sanar las heridas del pasado, amar al enemigo, confiar en la providencia, trabajar juntos, tener un mismo sentir, evangelizar.

En "VINO NUEVO" deseamos vivir en comunidad, al menos durante un curso, para que los jóvenes aprendan a vivir el evangelio en el roce diario con los hermanos. Queremos que al menos entreguen un año de su vida a Cristo, para encontrarse con Dios, con los hermanos, descubrir su vocación y ser capacitados para llevar la Buena Nueva a los hombres de hoy.

Para profundizar en la vivencia de las actitudes evangélicas introduciremos revisiones de vida, acompañamiento espiritual y células de transparencia donde poder comunicar aquello más íntimo de la vida espiritual de la persona, y crecer en compañía de los hermanos.

Img00003.gif (19574 bytes)OBJETIVOS Y ACTIVIDADES DE LA ESCUELA:


OBJETIVOS DE LA ESCUELA ACTIVIDADES
Renovar la efusión del Espíritu.

Aprender por propia experiencia cómo llevar a las personas a renovar un encuentro con Cristo.

Curso de Iniciación a la vida en el Espíritu.
Abrirse a la guía y acción del Espíritu. Talleres de dones y carismas.
Conocimiento de la Revelación. Curso Bíblico.
Conocimiento de la enseñanza del Magisterio sobre evangelización e iniciación a la Teología. Curso sobre Teología y encíclicas sobre la evangelización.
Inducir en los participantes un espíritu de oración. Oración personal, comunitaria y litúrgica diaria.

Talleres de oración. Retiros. Convivencias.

Personas comprometidas con los necesitados. Realizar actividades de evangelización y ayuda a los necesitados.

Curso sobre psicología y desarrollo humano.

Conocer técnicas de comunicación. Curso sobre medios audiovisuales.

Talleres de dinámicas para realizar encuentros, convivencias y acampadas para jóvenes.

Talleres de teatro, televisión y música con finalidad evangelizadora.

Adquirir actitudes evangélicas, de perdón, acogida, servicio, compartir, docilidad, amor al enemigo, unidad, confiar en la providencia etc. Revisión de vida, acompañamiento espiritual, células de transparencia y compartir.
Descubrimiento de la propia vocación. Dirección espiritual. Oración.

HORARIO TIPO DE LA ESCUELA:


  LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
7,30

8,00

Levantarse, desayunar.            
8,00

9,00

Oración.            
9,00-10,00 Servicios.            
10,00-11,15 Desierto / Estudio. Curso de medios. Práctica evangelización con marginados. Estudio. Estudio. Levantarse / desayunar. Levantarse / desayunar.
11,15-11,45 Libre / Estudio / Deporte         Alabanza. Alabanza.
11,45-13,00 Desierto / Estudio. Curso de medios Práctica evangelización

con marginados.

Deporte. Células de transparencia. Eucaristía. Eucaristía.
13,00-13,45 Servicios / Curso de idiomas / Curso guitarra, solfeo etc..            
13,45-14,00 Oración / Rosario.            
14,00-14,30 Comida            
14,30-15,00 Servicios.            
15,00-16,00 Descanso / Estudio.            
16,00-16,30 Traslados.            
16,30-17,45 Curso Psicología. Práctica evangelización. Curso de Teología. Prácticas evangelización. Curso de Discipulado / Evangelización.    
17,45-18,15 Descanso.           17,45- 19,45: Asamblea de oración.
18,15-19,30 Curso de oración / talleres. Curso de vocación. Curso de animación de grupos. Prácticas evangelización. Curso Bíblico. Prácticas evangelización. Curso de Discipulado / Evangelización.    
19,30-20,00 Traslados.            
20,00-21,00 Oración / Eucaristía.       Cena fría.    
21,00-21,30 Traslados.       21,00-24,00: Intercesión ante el Santísimo.    
21,30-22,00 Preparar la cena.            
22,00-22,30 Cena.            
22,30-23,30 Descanso.            
23,30-23,45 Oración / Completas.            
  OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO AGOSTO
1ª se. Retiro de efusión. 1 semana intensiva.     Convivencia jóvenes. 2-5 enero.     Retiro de Pascua. 4 días.   Semana de discernimiento . / Acampada de jóvenes.
2ª se. Ejercicios de s. Ignacio. 1 semana intensiva.   Vigilia Inmaculada. 1 día.            
3ª se.   Retiro de adviento. 1 fin de semana.     Retiro de cuaresma. 1 fin de semana.        
4ª se.     Vacaciones         Retiro de Pentecostés. 1 fin de semana.