.

HISTORIA

Antes de la fundación del ayuntamiento de Barceloneta en el 1881, los cinco barrios que lo formaron pertenecían al Municipio de Manatí, pueblo con profundas raíces culturales, que se conoce como el Atenas de Puerto Rico, y que son notorias sus actividades culturales en las primeras décadas del siglo XX. Distinguidos y renombrados poetas, como Enrique Zorrilla, José S. Alegría, Epifanio Fernández Vanga, Clemente Ramírez de Arellano, Félix Córdova Dávila, y otros portaliras manatieños convergían con reconocidos poetas del resto de la Isla. Es bueno recordar las visitas a Manatí de dos grandes poetas, el español Francisco Villaespesa y el peruano José Santos Chocano.

Barceloneta, influenciado por esta corriente cultural, fue partícipe de estos encuentros de poesía y tertulia. La recepción y homenaje a Villaespesa se celebró en la casa del terrateniente don Adolfo Eguen, en un hermoso jardín en la Cimarrona, bañado por el hoy desaparecido río que llevaba su mismo nombre.

Según la tradición de los vecinos, para estas pasadas décadas se organizaron grupos con fines culturales, pero fueron de corta duración. Para el 1931, reunidos en la residencia de la escritora y poetisa doña María Muñoz Matos de Colmenero, fundaron la Sociedad Cultura de Barceloneta. Presidía esta organización Francisco Díaz Marchand; Vicepresidente, el profesor Antonio G. Martínez; Miguel A. Montañez, Secretario de Actas, y la señora Muñoz Matos de Colmenero, Consejera y Tesorera. Entre otros integrantes de esta Sociedad estaban los siguientes: Manuel Pérez Acevedo, Blanca María Marchand, Félix Fontanes, Modesto Martínez, Daniel Vanga y Ramón E. Gil Reyes. Estos jóvenes fueron dignos representantes de nuestra cultura de la época. Esta Institución estrechó una buena relación y comunicación cultural con otras celebridades contemporáneas, entre éstas, don Pedro J. Brull, doña Trina Padilla (la Hija del Caribe), don José Limón de Arce, don Epifanio Fernández Vanga, don José S. Alegría, don Clemente Pereda, y otros connotados escritores puertorriqueños. Podemos decir que esta Sociedad fue la pionera del actual Centro Cultural de Barceloneta, aunque para los años cincuenta se funda en esta población la Fraternidad Socio Cultural de Barceloneta, bajo la presidencia de Francisco Ortega y el liderato de Juan Cancel Ríos. Esta institución (que aún prevalece) es de carácter privado, compuesta de socios por selección, y es una genuina defensora de nuestro patrimonio cultural.

Para el año 1966, siendo Superintendente de Escuelas la señora María Magdalena Perfecto de Colón- amante de las Bellas Artes-, reunióse con un grupo de maestros y se funda en Barceloneta el Centro Cultural. Representó al Instituto de Cultura Puertorriqueña en aquella ocasión, el señor José Hernández Matos, Director de Promoción Cultural. Fue su primer presidente el profesor Elí Martínez Ríos, lo reemplazó la profesora Enilda Rodríguez, y luego la señorita y profesora Leila Díaz Ocasio. El Sr. Ignacio Cruz Báez, actual presidente del Centro, fue co-fundador del mismo.

Durante los primeros 22 años fué un centro deambulante. Se reunían en salones de clases, en los bancos de la plaza pública o en la casa de alguno de los miembros de la Junta de Directores. Los documentos, cartas, minutas, actas, citatorios y correspondencia en general se archivaban en el baúl del carro del Presidente o en la casa del Secretario del Centro. En el año 1988, el Administrador del pueblo, Sol Luis Fontanes, cumplió su promesa al dotar a Barceloneta de un Centro Cultural con una sólida estructura física para su sede. Eso le dió estabilidad y permanencia al Centro. Para su operación programática se asignó una aceptable asignación económica (que ha ido superando con los años) la cual se utiliza en planificación recreacional, educativa y cultural. La Secretaria del Centro Cultural, el Director de la Revista Ecos de Plazuela y el recurso publicitario de Luis Felipe Román, que rinden un trabajo de excelencia, son subvencionados por la administración municipal.

El Centro, afiliado al Instituto de Cultura Puertorriqueño, se compromete a cumplir con los estatutos y el Reglamento de esta Institución. Organiza una serie de proyectos culturales a tono con estos objetivos: conservar, enriquecer y preservar el patrimonio histórico y cultural de Barceloneta y de Puerto Rico. "Estudia los elementos que componen las culturas aborigen, española y africana, que constituyen la médula de la personalidad puertorriqueña". Estos proyectos van encaminados a "fomentar aquellas manifestaciones cultas, populares y folclóricas". (artículo III del Reglamento de los Centros Culturales).

El Centro, además de estar adscrito al Instituto de Cultura Puertorriqueña, es un centro humanístico, pues está afiliado a la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades y posee de ésta, una abarcadora videoteca de nuestra evolución histórica, para brindarle servicio, mediante préstamo, a la región Centro-Norte y al resto de la Isla, si así se le requiere.

Barceloneta se siente honrado en tener un Centro Cultural que cumple con las normas y prerrogativas establecidas por el Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Como escribiera en una ocasión el dramaturgo y poeta manatieño, don Pedro Ávila:

"Barceloneta es naturaleza, es música,
es poesía, es amistad, es sana alegría".