Noticias

Filmografía

Enlaces

Tablón
 
 

 

Kevin Smith
"Dogma"
¿Por qué no se estrena en España y en otros países?.
 
 
Miramax no distribuirá «Dogma», de Kevin Smith, por «irreverente»

El Mundo 9 de abril de 1999.

CARLOS FRESNEDA
Corresponsal

NUEVA YORK.- El cine independiente norteamericano acaba de sufrir otro severo varapalo. La película Dogma, irreverente sátira religiosa dirigida por el barbado Kevin Smith (Clerks, Persiguendo a Amy), ha merecido la calificación de «improcendente» en la escala de valores de la iglesia Disney, que ha pedido a su filial Miramax que se descuelgue urgentemente de los títulos de crédito.

Así funciona la nueva censura a la norteamericana: los grandes estudios absorben a las compañías independientes e imponen desde arriba un férreo control de los contenidos: muchísimo cuidado con todo lo tocante a la religión y al sexo.
Ocurrió, por primera vez, en 1995 con Kids; se repitió la historia con Crash y Lolita. Aún reciente, el boicot de la Universal y de su tentáculo independiente, October Films, a la celebradísima Happiness. Y ahora, el anatema de Disney contra Dogma.

«La película no es en absoluto blasfema», se defiende el director Kevin Smith, el primer sorprendido por la polémica. «Hay un par de bromas sobre los curas y las monjas, eso es todo... Yo, que soy católico, la considero más bien como una carta de amor a Dios».
 

Entre dos fuegos

La excomunión de Dogma ha sorprendido entre dos fuegos al cabecilla de la pujante Miramax, Harvey Weinstein, en deuda permanente con el ratón Mickey. Weinstein se debate estos días entre su olfato cinematográfico (el mismo que le llevó a costear Shakespeare enamorado) y el undécimo mandamiento: honrarás el buen nombre de tu casa-madre.

Pero el cabecilla de Miramax, no ha querido sacar las cosas de madre y ha dicho: «Hemos tenido un problema y hemos buscado una solución, eso es todo. Es muy fácil cargar las tintas contra Disney».

¿La solución? Comprar personalmente los derechos de la película, poner dinero de su bolsillo (unos 10 millones de dólares) y crear una empresa fantasma para garantizar su distribución, necesariamente mucho menor que si estuviera detrás la Disney.
A pesar de la condena moral, Weinstein confía en que Dogma puede ser el pequeño gran éxito de la temporada, gracias a la inspiración divina de Kevin Smith (en quien cree ciegamente) y al inmejorable plantel de estrellas (Ben Affleck, Matt Damon, Alanis Morisette, Salma Hayek, Chris Rock, Linda Fiorentino).

La película está recién salida de la sala de montaje. Uno de los primeros en verla ha sido el director de la Disney, Michael Eisner, escandalizado por lo visto y oído: «Esta película es del todo inapropiada para cualquiera de nuestras compañías» (lo contaba ayer, de buena tinta, el New York Times).

Noticias  Filmografía  Enlaces Tablón