Proyecto
O.H.U.
Organización de la Humanidad Unida


Papel de la prensa en los cambios mundiales

PERIODISTAS POR UN MUNDO MEJOR

Cobertura de eventos en favor de la humanidad y del planeta



    "Si un perro muerde a un hombre, no es noticia; si un hombre muerde a un perro, es noticia", se enseñaba en los cursos de periodismo hace un par de décadas. Considerando que tantos perros han sido ya mordidos y tragados por hombres luego de ser cocinados, quizá hoy se esté enseñando que noticia es otra cosa; pero en cualquier caso tendrá que ser algo preferentemente violento y trágico, que algo pacífico, optimista, feliz, porque "es lo que vende", lo que más llama la atención. El hecho de que tanta gente esté harta de esa clase de noticias y apague su aparato o pase de largo las páginas que chorrean sangre, debe poner en duda la supuesta fórmula de éxito noticioso en materia de selección de lo que es más "noticiable".
    Podrían buscarse otras explicaciones complementarias a esta situación de aprendizaje de lo que los estudiantes deberán, una vez profesionalizados, poner en práctica en los medios. A esa referida causa de que la prensa le da poca o ninguna cobertura a acontecimientos protagonizados por grupos y hasta por multitudes de activistas por la paz, por el medio ambiente, y por cualquier otra consigna en pro de un mundo mejor, podríamos agregarle condicionamientos a nivel de control psíquico de las poblaciones, por el cual el bombardeo de las malas noticias y la omisión de las buenas obedezca a planificaciones, a poderes que manejan el mundo. Pero no vamos a entrar en temas de conspiraciones; no vamos a entrar en detalles buscando analizar y describir el por qué de que esto suceda; simplemente, sucede... y eso es... ¿inevitable?
    El hecho de que una veintena de revoltosos corte una calle, sea informado, mientras no lo es que cientos de miles de pacifistas se reúnan en más de un centenar de ciudades del mundo, como sucedió el pasado sábado 12 de octubre, no tiene nada de "inevitable". Sin embargo, nada se hace para evitar que esta situación continúe, porque "es lo normal"; "los medios están administrados por corruptos", y todo queda así, indolentemente inmutable.
    La difusión de cuanto deprime o altera la paz, los nervios, el sueño, es inevitable, porque no se puede silenciar la realidad. Pero que sea "inevitable" el silenciamiento de los acontecimientos cuya información podría estimular un mejor estado de ánimo, no tiene sustentación alguna, ante todo, desde el punto de vista de la ética periodística.
    Se le está queriendo hacer creer al público que la TV basura es lo que se le debe dar porque es lo que él consume. Si eso fuera cierto, canales como Discovery, Infinito, A&E Mundo, Animal Planet, People + Arts, History Chanel, no existirían. Algo se interpone entre la necesidad de la gente de ser nutrida con aquello que la haga sentirse mejor, y la contaminación informativa a que es sometida contra su voluntad. Es cierto que sedienta de sangre, dolor y lágrimas, mucha gente sintoniza con lo dramático, lo terrorífico, lo violento, y es eso lo que busca accionando el control remoto u hojeando diarios y revistas. Pero no menos cierto es que hasta el más morboso tiene en su naturaleza la necesidad de vivenciar situaciones felices y que, alimentado por ellas a nivel informativo, podrá ir cambiando su sintonía, como quien del Heavy Metal llegó a la música clásica, o como quien del exceso en las bebidas alcohólicas logró ponerse su medida. Estamos hablando de una enfermedad propagada por los medios de información, y de la posibilidad de un remedio. Aquí los enfermos que contagian a niveles epidémicos, son los periodistas. Pero también ellos pueden ser los médicos.
    Cuesta creer que cada vez que llega a la redacción de un diario un e-mail sobre los que se reunirán a manifestar por la paz en su ciudad, haya un periodista que manda ese mensaje a la papelera, porque la información en la sociedad está en manos de unos enfermos que han perdido la noción de qué es lo que desesperadamente la humanidad más está necesitando que se le informe. Ese pinche empleadito de la redacción, con un título de nivel terciario, quizá universitario, o simplemente de oficio, ha mandado a la basura la información que, de haber publicado, habría hecho que en la ciudad mucha más gente se enterara del evento y participara de él. Cuando hayan ido cincuenta y no quinientos manifestantes, habrá sido responsable un asalariado que juega al periodista seleccionando y eliminando noticias como quien levanta o tira cartas en juegos de naipes. Puede también un muchacho periodista haber llegado a la redacción con el reportaje sobre la manifestación pacifista, muy entusiasmado, para que al final el jefe, un viejo anacrónico que se quedó con la cabeza en Vietnam o en los golpes militares latinoamericanos, que está para cosas "serias" y no "delirios" de utopistas, prive a la sociedad de ser informada sobre lo que le haría bien saber.
    Contra lo que suele pensarse, esto no es inevitable, y tiene una solución tan sencilla que sólo es cuestión de empezar: con la constitución de la OHU, Organización de la Humanidad Unida, el 12 de octubre pasado -hecho éste ocurrido simultáneamente con fundadores en diversos países, cosa que "no existió" para miles de millones de personas, porque así lo decidieron los responsables de los medios que no quisieron informarlo- la primera acción concreta de esta nueva ONG será el inicio de la firma de un manifiesto, por el cual empleados y directivos de medios periodísticos se comprometan a publicar información sobre todo acontecimiento que contribuya con que el mundo mejore.
    Esto será sencillo porque, si bien en principio seguirá habiendo grandes pulpos de la información que no variaran la pauta de trabajo que desarrollan, los medios a cargo de gente menos trabada por el sistema, con más libertades y más ideales (y más ética, claro), empezarán a coordinarse unos con otros en una campaña mundial cuyo escalonamiento a largo plazo vaya de menor a mayor. Es decir, que en vez de una propuesta explosiva que llame la atención del mundo y genere un entusiasmo que se vaya apagando hasta volver a la desinformación de siempre, empiece con apenas unos pocos periodistas que estén de acuerdo en lanzar la convocatoria e ir multiplicando su propagación hasta que su resonancia crezca exponencialmente. Esos pocos periodistas podrán ser de medios locales, con suerte nacionales, mejor todavía si los hubiera internacionales, pero conformémonos con que, en principio, si en una ciudad va a tener lugar algún evento por la paz, por la unidad mundial, por el medio ambiente, por lo que sea de positivo, eso se publique y haya quien se encargue de que así sea. Que haya al menos un periodista encargado de ello, a quien sea derivado todo material o persona que traiga información al respecto. Hasta puede abrirse una sección (Sección "Un mundo mejor", podría llamarse en cuanto medio gráfico o programa se la inaugure), y si algo no le sobrará es espacio, porque es muchísimo lo que siempre hay y habrá para informar sobre tantas cosas que tanta gente está realizando por la humanidad y el planeta. Tanto como para darse cuenta de cuánto los responsables de los medios se han perdido durante todos estos años en que ha abundado información que, con mucho interés, el público habría "consumido" (hablando, empresarialmente, en términos de "producto"); así que ni siquiera como comerciantes de la información han sido eficientes todos ésos que no supieron lo que tenían en sus manos toda vez que eliminaron lo que podría haber sido una noticia.
    Con la firma del que se denominará "MANIFIESTO DE LOS PERIODISTAS POR UN MUNDO MEJOR Para la noticiabilidad de eventos en favor de la humanidad y del planeta", no sólo será inocultable que la humanidad ha empezado a cambiar hace rato (desde que hay tanta gente haciendo tantas cosas, por más que se pretenda desinformar sobre ello para que parezca que la humanidad sigue igual o peor), sino que los cambios positivos serán mayores todavía, porque a mayor difusión periodística, mayor participación se generará.
    Que los cambios mundiales positivos se acrecienten, puede depender tanto del papel que de la prensa, que para viabilizar lo más posible el cumplimiento del manifiesto a ser firmado, la OHU iniciará la constitución de la "Agencia Mundial de Noticias para Un Mundo Mejor".
    Desde que manifestaciones, reuniones y actividades de las cuales participar, dejen de estar reservadas a unos pocos que tengan la suerte de enterarse porque estén en el tema, y puedan ser de conocimiento masivo, los potenciales activistas en causas para un mundo mejor tendrán la posibilidad de enterarse e integrarse, gracias a los periodistas que lo harán posible.

Comandante Clomro
 
 


MANIFIESTO DE LOS PERIODISTAS POR UN MUNDO MEJOR

(Para la noticiabilidad de eventos en favor de la humanidad y del planeta)


    Considerando que la humanidad tiene derecho no sólo de ser informada sobre catástrofes y penurias causantes de malestar, sino sobre hechos que fortalezcan los más nobles valores de la sociedad, que animen a hacer cosas positivas, a experimentar alegría y bienestar; y considerando que los medios periodísticos pueden cumplir tanto una función propagadora de enfermedad, como una labor terapéutica, los abajo firmantes nos comprometemos a contribuir con que la humanidad deje de ser privada de información sobre eventos por un mundo mejor, para lo cual asumiremos un rol activo en la difusión de esta clase de noticias, sean ellas de magnitud internacional o apenas de orden local, en espacios existentes donde no se les da cabida, o bien creando nuevos espacios para que la tengan. Asumimos, cada uno en nuestro ámbito de desempeño, este compromiso, en el lugar y fecha oportunamente señalados al momento de firmar el presente manifiesto.
 

NOMBRE; CIUDAD, ESTADO, PAÍS Y FECHA; MEDIO/S (opcional), FUNCIÓN, CARGO (opcional)

1- Comandante Clomro - Aguascalientes, México, 19 de octubre de 2002 - Boletín Freerebels (Internet; www.reocities.com/libertylove.geo/boletin_freerebels.html), Editor.
2- 666-OHU-P021021 Estocolmo, Suecia, Lunes 21 de Octubre del 2002 - "The 666 News / Noticias de El 666", Presidente y Director.
3- Comandante Amdipsky- Barcelona, España, Catalunya; 22 de octubre de 2002 - Crystal Earth Ecclectical Wizards Circles -Mag@s Ecléctic@s de la Tierra de Cristal: miembro editor; Amdipsky's GateWays:  http:///amdipsky.com (webmaster).
 

(Las firmas por e-mail, enviarlas a: libertylove@yahoo.com - clomro@yahoo.com)
 




[Principios y Fines] [Proyecto] [Comunidades] [Situación de la O.N.U.] [Bandera de la Paz] [Jardín de la Paz] [Planificación de Pasos 2002-2013] [Divulgación] [Participe] [Páginas Relacionadas]

Página Principal